DIAGNOSIS

Diagnosis

Con una máquina de diagnosis de coche puede saberse en cuestión de segundos si cualquier función del vehículo controlada por una de estas centralitas no se está llevando a cabo correctamente. Así, gracias a estos dispositivos, se pueden detectar casi inmediatamente problemas tan dispares como un fallo no grave de motor –luz naranja-, que puede deberse a que se ha roto una sonda lambda, hasta a que haya saltado un airbag –a consecuencia de un accidente, cosa importante si vas a comprar un coche usado-.

Desde luego y como sucede con las personas, un diagnóstico del coche a tiempo te puede ahorrar sustos mayúsculos, como cuando la centralita del motor está dañada o la bomba de aceite está rota. Además, esta es una operación relativamente barata que no está asociada a los periodos de mantenimiento, ni afecta a la garantía del vehículo.

Sin embargo, es importante señalar a este respecto que, las máquinas de diagnosis profesionales para coche como las de los talleres, son capaces de detectar una cantidad de problemas infinitamente superiores a estas soluciones. Además, también hay que saber cómo interpretar la información que te ofrecen.

El módulo, cuando se conecta, devuelve una serie de datos encriptados en códigos que, por suerte, están estandarizados para toda la industria del automóvil, pero que hay que conocer. Por ejemplo el error P0137 corresponde a un sensor de oxígeno, es decir, una sonda lambda que ya no está en funcionamiento.

Así, gracias a las máquinas de diagnóstico los talleres tienen el trabajo mucho más sencillo. Por este motivo, a menudo son capaces de decirte cuál es el problema de tu coche en tan poco tiempo. De hecho, si no fuera por esta herramienta, a veces podrían pasar días hasta que encontrarán un problema.

Pide tu presupuesto